Audi, a la vanguardia con sus sistemas de seguridad activa

Audi se encuentra en primer lugar en cuanto a seguridad activa en sus vehículos. Sabedor de que el 90% de los accidentes en carretera son debidos a fallos humanos ha decidido dedicar todos sus esfuerzos a mejorar estos aspectos. Para la compañía el objetivo fundamental es quitar trabajo al conductor y crear un vehículo inteligente capaz de reaccionar a todo tipo de imprevistos evitando e incluso eliminando el riesgo de accidentes.

Para todo ello los ingenieros de Audi ponen en marcha constantes innovaciones en cuanto a sensores, cámaras, laser y radares que mejoran tanto la seguridad activa como la comodidad de la conducción.

Asistente de atascos: Funciona en velocidades de 0 a 60km/h. Mediante una cámara capta tanto los vehículos que rodean el auto como las líneas de la calzada, guarda raíles, peatones y manda toda la información al ordenador del vehículo, el cual gestiona la conducción en base a estos datos. Se activa manualmente.

Frenada a fondo en ciudad: En caso de una colisión inminente, en velocidades no superiores a 65 km/h, el asistente de frenada reacciona cuando el conductor ya no tiene posibilidad de maniobra. Se basa en una tecnología de sensores PMD que realizan mediciones en 3 dimensiones, tanto en movimiento, parados e independientemente de la luz existente, mucho más precisos que los tradicionales. Esta tecnología no solo evita colisiones, sino que también previene atropellos tanto de peatones como ciclistas.

Freno activo en situaciones de peligro: Funciona a velocidades superiores a 65km/h. Consiste en un escáner laser que posee un mayor Angulo de apertura y precisión que los sensores PMD. Como el anterior, previamente al impacto, el sistema emite un aviso. Si el conductor no es capaz de reaccionar, se produce una desaceleración importante que disminuye en todo caso la gravedad del impacto.

Cierre del cinturón activo: Una de las novedades futuras en cuanto a sistemas de retención son los cierres de cinturón activos en los asientos traseros mediante motores eléctricos. A su vez la compañía tiene previsto interconectar este sistema con los sensores PDM y los airbag, para que en función de los datos de velocidad y posible colisión reajustar automáticamente los sistemas y proteger a los pasajeros de un modo más eficiente.

Asistente en intersecciones: Actualmente mediante sensores de radar y cámaras de video se captan imágenes tanto laterales como frontales y avisan al conductor cuando algún vehículo se aproxima. En un futuro se apuesta por la comunicación por radio entre los propios vehículos implicados, sensores fijos en puntos críticos que avisen al conductor del estado del cruce, los semáforos, y prevenir de esta forma innumerables accidentes.

Aparcamiento teledirigido: Una tecnología novedosa mediante la cual, una vez llegado al lugar de aparcamiento, saliendo del vehículo se podrá aparcar con el mando a distancia del mismo. Aparca solo!

Avisos de emergencia: Mediante diferentes sensores se podrá recibir ayuda tanto cuando circulemos marcha atrás y venga algún vehículo u obstáculo que no detectemos como si intentamos abrir la puerta y algún otro coche viene sin ser visto. También tendrán asistentes para maniobrar en caso de que transportemos algún tipo de remolque.

Tecnología by wire: Consiste en cambiar los componentes mecánicos e hidráulicos del coche por componentes eléctricos. Con ello se consigue una regulación más precisa y ayuda en un futuro el interconectar los distintos sistemas de asistencia entre sí.

Fuente gpeuropa

Sin comentarios

Lo sentimos. Los comentarios están cerrados