Los escudos son piezas de metal reforzado que recubren la parte saliente de las cerraduras,  la función del escudo es proteger la cerradura por la parte exterior de la puerta de entrada de la casa, sus propiedades anti-rotura, anti-taladro y anti-extracción hacen que su vivienda esté más protegida y sea más segura.