Puertas blindadas ¿Cómo están hechas?

De todos es sabido que las puertas blindadas refuerzan la seguridad de nuestra vivienda, pero ¿sabemos realmente como están hechas? ¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegirlas? Existen gran variedad de modos de fabricación dependiendo del nivel de seguridad que deseemos. En principio aquellas destinadas a la vivienda son estructuralmente parecidas.

Constan de un armazón metálico de diferente grosor realizado con tubos sin soldar para evitar la maleabilidad de la estructura. Este armazón se rellena con lana de vidrio que actúa como protector acústico y corta fuegos dada sus propiedades ignífugas. Tanto el armazón como el relleno se forran con  chapa de acero a ambos lados del mismo. El coste final de la puerta dependerá  mucho de los distintos grosores usados en estos materiales.

Una vez terminada la estructura se procede a colocar los distintos tipos de cierres existentes en el mercado. Aquí sí que existe mucha variedad dependiendo de los fabricantes. Generalmente constan de distintos anclajes en uno, tres  o a los cuatro lados de la puerta y a su vez varía el número total de barras de cierre, así como el numero de llaves utilizadas para su apertura. Todo influye en el precio final del artículo.

Básicamente el conjunto de puertas blindadas son similares, si bien depende mucho de los fabricantes que añadan o limiten algunos aspectos de la composición y morfología de las mismas. Si has decidido instalar este producto en tu domicilio, ten en cuenta estos aspectos y valora tanto el nivel de seguridad que necesitas como el presupuesto que tengas destinado a ello. Y

En Hermanos Justo Cerrajeros facilitamos presupuesto sin compromiso sin ningún cargo, consúltenos, podemos ayudarle a aumentar la seguridad de su vivienda ó negocio para evitar sorpresas desagradables.

Sin comentarios

Lo sentimos. Los comentarios están cerrados