Suplantación de identidad, consejos para evitarlo

La suplantación de identidad supone uno de los delitos informáticos con mayor auge en los últimos tiempos. El aumento y la facilidad de acceso a las nuevas tecnologías, la ignorancia de algunos y la inteligencia de otros hace que cada día sea más fácil caer en este tipo de estafas. Cerca de 30 millones de europeos ya lo han hecho.

Se puede realizar de distintas formas. Puede que con habilidades tecnológicas se hagan con nuestras cuentas de correo y perfiles personales. Otras veces engañando a los usuarios a través de tramas sociales. En definitiva cualquier método que ayude a hacerse pasar por otro individuo o empresa para conseguir beneficio o incluso con el fin de perjudicar al estafado.

El anonimato que rodea a internet y la poca legislación penal aplicable a este tipo de delitos anima a que proliferen cada día más.

Para no convertirse en uno de los estafados existen una serie de fáciles consejos que por su sencillez, parece increíble que aun no los tengamos en cuenta.

El más importante es no facilitar nunca nuestros datos personales, comprobar regularmente nuestros extractos bancarios, destruir todos los documentos con datos personales que vallamos a desechar antes de hacerlo y siempre comprobar la identidad de quien nos solicite a través de cualquier medio, datos de seguridad.

En el caso de descubrir que hemos sido estafados debemos denunciar lo antes posible los hechos para que no se nos culpe de algo no hemos realizado. Ponernos en contacto con el administrador de la pagina web o red y denunciar la estafa y antes de retirar los contenidos infractores, levantar acta notarial si se derivase a una vía judicial.

Sin comentarios

Lo sentimos. Los comentarios están cerrados