Cerraduras antibumping, la mejor arma de seguridad

El método Bumping era algo en principio utilizado por los cerrajeros para la apertura de cerraduras cuando era requerido.
Hoy en día es una técnica muy habitual en los robos tanto de viviendas como en los negocios. Conocer su técnica esta al alcance de cualquiera, existen paginas Web en que se explican a la perfección y su sencillez de realización hace que los
ladrones recurran a ella cada día con mayor asiduidad. Se considera que más del 90% de las cerraduras colocadas actualmente se pueden abrir con este método.
Para aplicarla tan solo son necesarios una llave manipulada y cualquier objeto con que poder golpearla. Consiste en la apertura de los cilindros sin rotura mediante la percusión de sus pitones a través de llaves manipuladas para ello.
Se desplazan los pistones de manera simultanea separando así estos de los contra pitones y liberando así el giro de la llave.
Conviene por tanto darnos cuenta del peligro que existe ya que esta técnica puede ser accesible para cualquier persona y ha quedado demostrado que es efectiva tanto en cilindros de baja calidad como en los de bajo coste, e independientemente
que sean abribles tanto con llave de serreta como con llave de puntos.
A su vez no influye el tipo de puerta que tengamos instalada tanto si es de seguridad o acorazada, el peligro radica tan solo en el tipo de cerradura que tengamos.
Todo ello ha propiciado que en algunos países las aseguradoras no den cobertura a las viviendas robadas con esta técnica.
Para todo ello solo existe una solución, y es instalar, independientemente del tipo de puerta que tengamos, una cerradura con sistema antibumping.
Las grandes marcas de cerrajería disponen ya de esta técnica que asegura que sus cerraduras no pueden ser de ningún modo abiertas mediante este método.
No pensemos entonces que nuestra puerta esta a prueba de cacos por la gran calidad de la misma. Si la cerradura no cumple con todos los sistemas de seguridad, de nada sirve tener instalada la mejor puerta del mercado.

Sin comentarios

Lo sentimos. Los comentarios están cerrados