Puertas de seguridad: acorazadas y blindadas

Si estamos interesados en cambiar la puerta de nuestro hogar o nuestro negocio por otra que nos aporte la seguridad necesaria según la calidad y precio que necesitamos, debemos conocer antes que tipo de puertas existen en el mercado y cual se adapta más a nuestras necesidades.

A pesar de la confusión existente en cuanto a los diferentes tipos de puertas, porque todos los nombres nos suenan de la misma forma, no tienen nada que ver unas definiciones con otras.

En la actualidad existen dos tipos de puertas: blindadas y acorazadas. Su diferencia fundamentalmente consiste en el tipo de materiales en el que están construidas, el grosor de los mismos y los tipos de cerraduras utilizadas.

Las puertas blindadas incorporan cierres de tres a cinco puntos de anclaje y suelen estar encajadas en marcos de madera reforzados con chapas. Las hojas de que se compone pueden estar fabricadas con madera, aleaciones y metal. Están recubiertas con una chapa de acero de dos milímetros de grosos en las dos caras que conforman la puerta.

Las puertas acorazadas poseen un doble blindaje interior y exterior, a su vez van encajadas en marcos de acero. Sus cierres son de alta seguridad y varía el grosor de las placas de acero de unas a otras. Sobre las chapas de acero se colocan los tableros con la madera que se desee. Existen diferentes tipos de seguridad dependiendo de su resistencia.

Dependiendo del presupuesto y el nivel de seguridad confíe en los profesionales del sector, en Hermanos Justo Cerrajeros le orientaran sobre qué tipo de puerta se adaptara mas a sus necesidades.

Sin comentarios

Lo sentimos. Los comentarios están cerrados